COREC: CORPUS ORAL DE REFERENCIA DEL ESPAÑOL EN CONTACTO.

COREC: CORPUS ORAL DE REFERENCIA DEL ESPAÑOL EN CONTACTO. FASE I: LENGUAS MINORITARIAS, Referencia: PID2019-105865GB-I00, es un proyecto dirigido por Azucena Palacios y Sara Gómez Seibane, y financiado parcialmente por el Ministerio de Economía y Competitividad. Se inscribe en el Grupo de investigación de la Universidad Autónoma de Madrid Cambio lingüístico en situaciones de contacto (HUM F-022) coordinado por Azucena Palacios desde 2006.

Los objetivos del proyecto son: 1) elaborar un corpus oral de referencia del español en contacto de acceso libre y gratuito, atendiendo los diferentes requisitos de variación (hablantes bilingües de distinto tipo y hablantes monolingües, las diferencias sociolingüísticas de las distintas situaciones de contacto); 2) profundizar en el estudio de la variación y el cambio lingüístico de distintas variedades de español en contacto con otras lenguas, ya sea en áreas de bilingüismo histórico o de reciente hispanización (maya yucateco, otomí, tepehuano, tzutujil, quechua /kichwa, guaraní, euskera y asturiano).

Específicamente, investiga un conjunto de fenómenos de variación morfosintáctica, semántica y pragmática para obtener una interpretación integradora de los mecanismos que subyacen y regulan el cambio inducido por contacto; esto es, intenta generar una explicación teórica sistemática de estos cambios emergentes.

Concebimos la variación y el cambio lingüístico del español en contacto con otras lenguas como procesos dinámicos que implican en muchos casos cambios conceptuales, cognitivos, culturales o pragmáticos; cambios complejos, sistemáticos o individuales, en los que subyace una explicación general. Dentro de este marco, es preciso entender las situaciones de contacto lingüístico como un continuum complejo donde se superponen, incluso en una misma comunidad, hablantes con distinto grado de bilingüismo e incluso ya monolingües de español.

Pretendemos mostrar que la gramática en situaciones de contacto puede modelarse a partir de los recursos lingüísticos que tienen los hablantes a su alcance y de sus necesidades comunicativas, de la “negociación comunicativa” de la comunidad, de la congruencia estructural de las lenguas en contacto y de la coherencia en el significado de las formas y del mensaje que se desea transmitir.

En definitiva, la finalidad de este proyecto es entender de manera holística las dinámicas del español en contacto con otras lenguas, es decir, cómo funcionan los mecanismos de convergencia lingüística y la negociación a través de sus efectos: los cambios inducidos por contacto. Todo ello contribuye a la sostenibilidad, sobre todo en su eje social, puesto que el proyecto tiene un impacto de mejora individual y social relacionada con los derechos fundamentales, el bienestar y la pertenencia a una determinada cultura.